Tiramisú

Tiramisú

Básicamente consta de dos capas de bizcochos mojados en café y dos capas de una crema esponjosa de queso mascarpone y huevos que resulta muy agradable en el paladar. Todo ello coronado con una capa de cacao en polvo y unas horas de reposo en nevera.

 

Ingredientes

 

  • 2 huevos
  • 70 gr azúcar
  • 400 gr queso mascarpone
  • bizcochos de soletilla o unas planchas finas de bizcocho hechas por ti.
  • 150 ml o 200 ml café
  • cacao puro para decorar

 


Pasos

  1. Prepara el café en tu cafetera habitual y deja que se enfríe.
  2. Casca los huevos y pon en un bol las yemas y en otro las claras. Para preparar esta receta los huevos deben estar a temperatura ambiente así que si los tienes en la nevera sácalos una hora antes.
  3. Pon las claras en un bol con una pizquita de sal y bátelas un poquito con tu propia mano hasta que salga espuma.
  4. Ahora bátelas con una batidora eléctrica hasta obtener una textura firme, tanto que si le das la vuelta al bol no caigan. Se puede hacer también con unas varillas manuales pero se necesita bastante tiempo, energía y velocidad para conseguir un buen resultado.
  5. Echa en el bol de las yemas el azúcar y bátelo bien con unas varillas manuales o eléctricas. Verás que poco a poco la mezcla va volviéndose homogénea y cambia de color, estando lista cuando se ve de un color amarillo muy clarito.
  6. Incorpora a este bol el queso mascarpone y vuelve a mezclar con las varillas hasta que la mezcla vuelva a ser homogénea y sin grumos.
  7. Ve añadiendo las claras montadas en 2 o 3 tandas la otra mezcla y con ayuda de una lengua de cocina ve mezclándolo todo muy poco a poco y con movimientos envolventes de forma que la textura se mantenga esponjosa.
  8. Espera a que el café esté completamente frío y colócalo en un recipiente que te permita mojar bien los bizcochos. Ve mojándolos pero muy rápidamente porque se blandean enseguida, hazlo de uno en uno y ve colocándolos en tu molde, haciendo una base.
  9. Echa por encima la mitad de la mezcla de queso que hemos preparado.
  10. Vuelve a poner una capa de bizcochos mojados en café y de nuevo la mitad restante de la crema.
  11. Echa una cucharadita de postre de cacao puro en polvo en un colador y ve dándole golpecitos para espolvorearlo por encima del tiramisú, intentando cubrirlo por completo con una capa muy fina de cacao.
  12. Cúbrelo con papel film, que quede tirante en el molde para que no toque el tiramisú, y déjalo reposar en la nevera un mínimo de 4 horas aunque también lo puedes preparar el día anterior y así estará más asentado aún.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*