magdalenas de naranja y azahar

Magdalenas de naranja y azahar

 Las magdalenas ya horneadas se pueden congelar una vez frías, en el mismo molde metálico para magdalenas en el que las hemos horneado para que no se peguen, y después envolverlas en papel film y guardarlas en el congelador en una bolsa con cierre zip. Aguantan así hasta seis meses y podemos descongelarlas cuando nos apetezcan a temperatura ambiente (tardan unas dos horas).
Aunque si están tan ricas y jugosas como estas, tenemos que ser precavidos y reservarlas, pues como las llevemos todas a la mesa no quedan para congelar… Y es que llevan naranja entera, pulpa y ralladura, y quedan húmedas y muy sabrosas.

 

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 200 gr azúcar
  • 220 gr harina de trigo
  • 200 ml aceite de oliva suave
  • un sobre de levadura
  • media naranja (pulpa y piel)
  • 1 cucharadita de agua de azahar

 


Pasos

  1. Trituramos la media naranja en el vaso de la batidora hasta que quede bien fina. Reservamos.
  2. Batimos los huevos, que los tendremos a temperatura ambiente, con el azúcar con ayuda del accesorio de varillas hasta que queden espumosos. Incorporamos la naranja triturada, el aceite, el agua de azahar y un pellizco de sal.
  3. Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a cucharadas integrándola bien en la masa de modo que no queden grumos.
  4. Rellenamos los moldes de las magdalenas (que los hemos dispuesto sobre un molde metálico para magdalenas o muffins) hasta los dos tercios y espolvoreamos de azúcar por encima y bolitas de chocolate si queremos.
  5. Horneamos en el horno precalentado a 200ºC entre 15 y 20 minutos.
  6. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de servir.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*