Leche Frita

Esta receta tradicional tiene su secreto, pero cuando le pillas el truco, te sale una leche frita perfecta. Es una receta que lleva su tiempo, porque se tiene que hacer poco a poco, es muy lenta de hacer pero el resultado es inmejorable.

 

Ingredientes

  • 500 ml leche
  • 100 gr azúcar y otro poco para rebozar
  • 40 gr maizena y algo para rebozar
  • 1 cascara de limón, 1 canela en rama
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 huevo
  • aceite para freír

 


Pasos

  1. Comenzamos nuestra receta de leche frita haciendo una leche infusionada. Infusionamos la leche con una rama de canela y una piel de limón. Ponemos la mitad de la leche (250 ml) en una cacerola, incorporamos el limón, la canela en rama y calentamos sin que llegue a cocer. Una vez caliente retiramos y tapamos con un plato o con la tapa de la cacerola y dejamos reposar durante 20 minutos.
  2. Una vez infusionada la leche, la colamos y la pasamos a otra cacerola para evitar encontrarnos trozos de canela o limón. Ponemos a calentar está leche a fuego lento con el azúcar y mezclamos muy bien.
  3. En un bol mezclamos muy bien la harina de maizena y la otra mitad de la leche.Esta mezcla que acabamos de hacer la incorporamos a la leche que estamos calentado a fuego lento. Mezclamos muy bien con una varilla poco a poco.
  4. Esta es la parte más importante, mezclamos muy bien a fuego medio-bajo, más bajo que medio. Lo haremos durante 30-40 minutos poco a poco hasta que la masa espese. Para comprobar que está lista: Colocáis toda la masa en el borde de la cacerola y la tumbáis un poco. La volvéis a poner plana como vemos y si tarda mucho en recuperar la forma o ni se mueve, está perfecta.
  5.  Una vez lista la colocamos en un recipiente untado de aceite , no os preocupéis porque no coge sabor solo es para desmoldarlo bien. Lo metemos durante unas 2-3 horas a enfriar en la nevera.
  6. Pasadas dos horas en la nevera, la masa como vemos queda como un bloque de gelatina. Desmoldamos y estando bien fría cortamos en porciones de unos 5 cm. Bueno aquí cada uno como quiera de tamaño.
  7.  Nos disponemos a freír: Preparamos un plato para rebozar con harina de maizena, un huevo batido, una sartén con aceite bien caliente, un plato con una servilleta para que absorba el aceite y un plato con una mezcla de azúcar y canela.
  8.  Rebozamos cada trozo en la mezcla de azúcar y canela y a comer. Lo podéis acompañar de una bola de helado de vainilla.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*