hojaldre con crema pastelera y manzana

Hojaldre con crema pastelera y manzana

Si tuviera que elegir mis ingredientes favoritos para preparar postres, lo tengo clarísimo: chocolate, manzana y hojaldre. Y fíjate por dónde que en esta receta utilizamos dos de ellos, manzana y hojaldre, y además es súper fácil de hacer, ¡no se le puede pedir más!.

En esta tarta se mezclan texturas de una forma casi mágica, pues la crujiente masa de hojaldre y la cremosa crema pastelera son un auténtico espectáculo en el paladar. La cobertura de manzanas y el acabado brillante con mermelada hacen que comencemos a salivar sin remedio solo de imaginarlo.

 

Ingredientes

  • 1 lamina de hojaldre rectangular
  • 2 manzanas tipo Golden.
  • Mermelada de albaricoque para pintar la tarta.
  • Para la crema pastelera:
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 2 yemas de huevo
  • 250 ml de leche
  • 25 gr de maizena
  • 50 gr de azúcar

 


Pasos

  1. Lo primero que vamos a hacer es elaborar la crema pastelera, y con nuestra receta vas a descubrir lo fácil que es: Abre la vaina de vainilla por la mitad con un cuchillo y raspa el interior para quedarte con las semillas.En un cazo a fuego medio-alto pon la leche junto con las semillas de vainilla y las propias vainas. Cuando empiece a hervir retírala del fuego y quita las vainas, podrás dejarlas secar y reutilizarlas 2 o 3 veces más para infusionar líquidos como en esta ocasión.
  2. Mientras, en un bol pon las yemas de huevo junto con el azúcar y la maizena, y bátelo todo con unas varillas. Verás que al principio la mezcla es muy seca, pero si sigues batiendo enérgicamente poco a poco se volverá cremosa y finalmente tendrá un aspecto bastante homogéneo, que es lo que buscamos.
  3. Vierte en el bol la leche infusionada poco a poco y removiendo a la vez
  4. De nuevo vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado y ponlo a fuego lento mientras remueves sin parar para que no se te pegue a la vez que se va espesando.Ten paciencia porque tarda unos minutos, finalmente verás que de repente se espesa bastante, apártala del fuego, ¡ya está lista!
  5. Pela las manzanas y quítales el corazón . Pártelas en láminas finas.
  6. Precalienta el horno a 200ºC.
  7. En una bandeja de horno coloca encima papel de horno y la lámina de hojaldre. Córtala por la mitad y separa unos centímetros la una de la otra.
  8. Cubre ambas con la crema pastelera sin llegar a los bordes. Coloca las laminas de manzana sobre ella.
  9. Introduce la bandeja en el horno y hornéalas unos 15-20 minutos, hasta que veas que los bordes del hojaldre se han dorado. El tiempo es orientativo ya que cada horno es un mundo, así que vigila el punto del hojaldre.
  10. Saca las tartas del horno y colócalas sobre una rejilla para que se enfríen y queden crujientes.
  11. Calienta algo menos de medio vaso de mermelada de albaricoque en el microondas. Dale apenas unos segundos ya que puede explotar con facilidad, simplemente haz esto para que la textura esté un poco más líquida pero no es necesario que se caliente demasiado.
  12. Pinta las láminas de manzana con la mermelada utilizando una brocha de cocina.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*