Roscos de vino dulce

Los roscos de vino dulce admiten múltiples combinaciones, aromatizar el aceite, sustituir el vino por el que mas te guste, y el azúcar mezclarlo con canela a la hora de rebozarlo.

Ingredientes

  • 470 gr harina
  • 150 gr azúcar
  • 150 ml vino moscatel
  • 1/4 de cucharadita de anís en grano
  • 1 cucharadita de sésamo dorado
  • la piel de medio limón
  • 200 ml aceite de oliva

 


Pasos

  1. Lava la piel de limón y secalo. Coloca el aceite en un sartén pequeña junto con la cascara de limón. Calientalo a fuego suave y, antes de que empiece a humear, apaga el fuego y deja enfriar a temperatura ambiente, sin retirar la piel.

  2. Tamiza 450 gr de harina sobre un cuenco grande. Vierte el aceite frío y remueve con una cuchara de madera. Añade el vino, 100 gr de azúcar, el sésamo y los granos de anís, y mezcla hasta obtener una masa homogénea. Vuelcala sobre la mesa ligeramente enharinada y amasarla con las manos 3 o 4 min, hasta que consigas una pasta fina. Precalienta el horno a 200 º.
  3. Toma pequeñas porciones de la masa anterior y dales forma redondeada. Aplanalas un poco con la palma de la mano y hazles un agujero grande en el centro, con los dedos, para formar los roscos. Disponlos en la placa forrada con papel y hornéalos aproximadamente 15 min, hasta que estén dorados.
  4. Retira los roscos del horno y espolvoréalos enseguida con el azúcar restante. Y ya tienes tus roscos de vino dulce.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*