Bambas, Carmelitas o Cristinas

Estos bollitos los puedes rellenar de nata, chocolate o lo que tu quieras!!!!

 

Ingredientes

  • Para el fermento: 125 gr harina, 125 gr agua, 5 gr levadura

  • Para la masa: Todo el fermento

  • 410 gr. de harina de fuerza

  • 10 gr. de levadura

  • 125 gr. de mantequilla

  • 60 gr. de azúcar

  • 2 huevos grandes 

  • 150 gr. de leche 

  • 7 gr. de sal

  • Para el glaseado:

  • 100 ml. de leche

  • 75 gr. de azúcar


Pasos

  1. Lo primero que tenemos que preparar es el fermento, para ello mezclamos la harina, el agua y la levadura desmenuzada. Mezclamos con una espátula de silicona y metemos el bol en una bolsa, bien cerrada para que no le entre aire. Dejaremos de dos horas y media a tres. Podéis hacer como yo, y dejarlo toda la noche.

  2. Ahora nos toca amasar, podéis hacerlo a mano, pero acabaréis extenuados, lo mejor es tener una buena amasadora. Añadimos todos los ingredientes de la masa, incluido el fermento, evitando echar a la vez la sal y la levadura, y dejaremos la leche, que la iremos añadiendo poco a poco, conforme veáis que le hace falta a la masa. Cuando tengamos la masa elástica y fina, la sacamos, y ponemos sobre una superficie enharinada, le damos forma de bola y metemos en un bol enharinado. Tapamos y dejamos levar una hora.
  3. Después de esa hora volvemos a sacar, le sacamos el aire a la masa y la doblamos y de nuevo formamos una bola. Pasamos al bol, tapamos y a esperar otra hora que leve de nuevo.

  4. De nuevo sacamos y dividimos la masa en doce porciones de unos 100 gr. Haremos una bola con cada una de ellas y dejaremos de seis en seis sobre papel de hornear dentro de la bandeja de horno. Las pondremos separadas, ya que crecen mucho. Tapamos con un paño y esperamos que leven de dos horas y media a tres. Yo he metido las bandejas en el horno apagado para preservarlas de corrientes de aire y que crecieran a una buena temperatura.

  5. Sacamos las bandejas del horno, si están levando dentro. Dejamos tapadas y ponemos a pre calentar el horno a 180º. Mientras se precalienta el horno preparamos la glasa, calentando la leche con el azúcar hasta que ésta se disuelva. Dejamos templar. Pintamos los bollos, con la ayuda de un pincel de silicona, con la glasa y metemos en el horno durante unos 15 minutos. Sacamos y pintamos de nuevo con la glasa. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
  6. Cuando estén bien frías, las rellenamos con nata, chocolate o la crema que prefieras.

¡Buen provecho!

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*